10 signos que podrían indicar que tenemos leucemia y que podemos pasar por alto…

Es sorprendentemente común que una persona no se dé cuenta cuando tiene leucemia, un cáncer de la sangre y la médula ósea, hasta que aparece en un análisis de sangre de rutina.

Y dado que el diagnóstico temprano es crucial para que el tratamiento tenga éxito, es importante conocer una serie de caracteres que pueden indicar de cierta manera que algo va mal con tu organismo.

1. Manchas púrpuras o rojas en la piel

Médicamente conocidas como petequias, estas pequeñas manchas rojas o púrpuras generalmente aparecen en grupos, generalmente en el pecho, la espalda, la cara o los brazos, y son un efecto secundario muy común cuando los coágulos de sangre no fluyen adecuadamente.

2. Dolor de huesos o articulaciones

El dolor profundo en los huesos es uno de los signos más evidentes de la leucemia, ya que no es común en muchas otras afecciones. El dolor aparece cuando la médula ósea se expande por la acumulación de glóbulos blancos anormales en la médula ósea.

Puede parecer una picadura aguda o un dolor sordo, dependiendo de dónde ocurra.

3. Dolor de cabeza

Uno de los signos de leucemia menos mencionados, en particular la leucemia aguda, son los frecuentes dolores de cabeza, que suelen ser graves y duraderos.

Algunos pacientes con leucemia recuerdan despertarse con dolor de cabeza, a menudo acompañados de sudores nocturnos y dolor generalizado. Gran palidez en la piel también puede acompañar dolores de cabeza.

4. Bultos inusuales o ganglios linfáticos inflamados

Los bultos indoloros pueden ocurrir en lugares extraños, generalmente en el cuello o el estómago, en las axilas o la ingle, y algunas veces tienen un tono azul o púrpura.

Una forma de distinguir estos bultos o nódulos inflamados, que también ocurren con infecciones menos graves, es si duran más de una semana.

5. Sensación de debilidad y cansancio

Tener que descansar o sentarse con frecuencia, y ser incapaz de hacer las tareas físicas normales, o renunciar a todas las actividades habituales son todos los consejos a tener en cuenta.

Pueden ver que se encuentran inusualmente pálidos, e incluso pueden tener problemas con el equilibrio, recibiendo originalmente un diagnóstico de depresión o malestar.

6. Sangrado y magullado fácil

Cualquier tipo de sangrado inexplicable puede ser un signo de leucemia, que reduce el número de plaquetas y evita que la sangre se coagule.

Los moretones pueden aparecer repentinamente y en lugares extraños donde generalmente no existen, como los dedos y las manos (incluso entre los dedos), el estómago y la espalda.

7. Fiebres frecuentes e infecciones

Tanto la leucemia crónica como la aguda reducen la inmunidad del cuerpo, a menudo causando fiebre que puede ser más prolongada y acompañada de influenza.

En la leucemia crónica, esta fiebre puede ser de baja calidad. En la leucemia aguda, la fiebre suele ser bastante alta; Algunas infecciones también se pueden notar con más frecuencia de lo normal.

8. Pérdida de peso inexplicable

La pérdida de apetito es común con la leucemia, y puede entrar en usted lentamente, por lo que comienza a peder peso sin darse cuenta.

Esto es un efecto secundario de fatiga extrema y debilidad, pudiendo ocurrir también por separado.

9. Respiración inusual

Cuando no hay suficiente oxígeno en la sangre, usted siente que tiene dificultad para respirar, al igual que lo hace a gran altura.

Algunas personas experimentan esto como una incapacidad para respirar, mientras que otras sienten que no importa qué tan profundo respiren, no obtienen el alivio de una recuperación de oxígeno.

10. Dolor abdominal o hinchazón

A medida que se desarrolla la leucemia aguda, puede causar hinchazón del hígado o bazo, que a menudo se experimenta como dolor abdominal o una sensación de plenitud por debajo de las costillas.

Reply