Una madre embarazada sufre de ‘perdida cerebral’, así que la mantienen viva por 123 días para dar a luz a sus gemelos

Cuando Frankielen da Silva Zampoli Padilha tenía solo nueve semanas de embarazo en 2017, su familia no sabía si seguiría adelante. Aunque sus resultados no fueron lo que esperaban, su familia continúa.

Según el Daily Mail, los médicos vieron que los corazones de los bebés de Frankielen seguían latiendo incluso después de que ella se encontraba sin vida.

Pudieron mantenerla viva para que su cuerpo pudiera proporcionarle nutrientes a las gemelas, pero no había posibilidad de que Frankielen sobreviviera porque su cerebro no le funcionaba.

Mientras su madre estaba en el hospital, sus enfermeras se aseguraron de que su habitación estuviera decorada para que fuera cómoda.

También trataron a la familia de una manera especial. Cuando se realizó una ecografía, los médicos no pensaron que verían algo. Lo que vieron fue un milagro.

Ambos niños crecieron y prosperaron. Cada día que pasaba indicaba que los pequeños podían llegar al mundo como bebés sanos.

Los órganos de Frankielen no habían sufrido ningún daño por el daño cerebral, lo cual era la razón por la que los bebés estaban creciendo.

La madre pasó 123 días en el hospital. Sacaron a sus bebés por medio de cesárea.

El niño y la niña se mantuvieron en una incubadora y fueron atendidos por las enfermeras y por su padre durante unos tres meses.

La madre de Frankielen está triste por la pérdida de su hija, pero se alegra de que haya una parte de ella que la familia ama.

Poco después de que nacieran sus bebés, se suspendió el soporte vital de Frankielen para que su familia pudiera llorar su perdida mientras disfrutaba de sus bebés.

Reply