Una madre adelgaza 136kg en poco tiempo y presume de su nuevo cuerpo

June Shannon, una estrella de la televisión estadounidense conocida por ser la madre de “Honey Boo Boo”, ha perdido 136 kilos y ha lucido su cambio físico en Instagram.

Madre e hija se dieron a conocer en el reality show ‘Toddlers and Tiaras’ (“Niños” y tiaras) en el que se narraba la vida de las participantes de un concurso de belleza para niñas pequeñas.

Aunque el reality tuvo mucho tirón por la novedad del formato y se emitió de 2009 a 2016, también recibió muchas críticas debido a la manera en la que las madres desnaturalizaban a sus hijas en sus intentos porque parecieran modelos adultas y profesionales.

June Shannon pesaba 200 kilos en 2012 cuando comenzó su aventura televisiva para participar en el reality show de televisión “Here comes Honey Boo Boo

Este programa, que estuvo en pantalla durante cuatro temporadas, seguía la vida de Alana Thompsom, más conocida por “Honey Boo Boo” y la de su familia.

El reality grababa la preparación de la pequeña Alana de 6 años de cara a un concurso de belleza infantil pero, además, se narraba la historia de su familia, grabando momentos como el nacimiento del hijo de la hermana de Alana.

Durante su emisión, el programa recibió muchas críticas pero la audiencia lo mantuvo en antena.

Finalmente, la emisión se anuló a petición popular porque June Shannon empezó a salir con un hombre que había estado en prisión por acoso de una menor en 2004.

Sin embargo, la productora no quiso dejar escapar el gancho que la familia tenía entre los televidentes y les dedicó un segundo reality show: ‘Mama June: From Not to Hot’. En este segundo programa sobre la familia, Alana pasó a un segundo plano para centrarse en la June Thompson.

El objetivodel reality era mostrar todo el proceso del cambio físico de June quien pasó de pesar 209kg a pesar 73kg. Aunque la productora no desaprovechó la oportunidad para seguir grabando los dilemas de la familia, especialmente la continua pelea de los padres de Alana por su custodia.

En cuanto al cambio físico, no fue un proceso fácil para mama June pero lo consiguió gracias a un entrenador personal muy estricto. Lo peor que llevaba era el cambio de estilo de vida:

“Necesito controlar las cantidades de comida. No es fácil comer lo que se debe e ir al gimnasio todo el tiempo. Pero trato de llevarlo lo mejor que puedo”.

Finalmente, tras mucho esfuerzo y una operación estetica para quitarse el exceso de piel, June consiguió su ansiado cambio físico. ¡Está espectacular! De hecho, ahora es ella la que planea presentarse a un concurso de belleza.

Reply