Una Maestra frena en seco al ver una bolsa que se mueve en la vía – mira de cerca y se estremece

Malissa Sergent Lewis se dirigía al trabajo una mañana cuando vio algo extraño en el camino. Una bolsa de basura que se movía.

Detuvo el auto y salió a mirar más de cerca. Fue entonces cuando descubrió lo inimaginable.

Melissa, de Kentucky, EE. UU., iba un poco tarde al trabajo y decidió tomar un camino más corto, este camino era más pequeño y no había mucho tráfico.

Hoy no lamenta esta decisión. De repente se dio cuenta de que había algo en el camino. Algo extraño que se movía dentro de una bolsa de basura.

Aunque iba tarde, decidió detenerse.

“Vi la bolsa de basura y pensé: ¿Se ha movido? Cuanto más me acercaba, más veía que realmente que se estaba moviendo”, cuenta Malissa.
Algo estaba vivo en esa bolsa, y ella tenía que ver lo que era. 

Se dirigió con cuidado, ya que no tenía idea de lo que había dentro. Melissa pudo ver que estaba atada, así que debe haber sido alguien que la dejó allí.

No podría haber llegado allí solo.

Abrió cuidadosamente la bolsa para mirar dentro, y lo que encontró la dejó congelada.

“Era un cachorro. Y estaba feliz de verme. Inmediatamente después de abrir la bolsa y ver la luz comenzar a mover la cola ”, dice la maestra.

Malissa no lo podía creer. Alguien había dejado a este pobre cachorro en una bolsa de basura en el medio del camino. Y nadie sabe cuánto tiempo estuvo allí.

El cachorro tenía un collar, pero no tenía información del dueño. Malissa no podía dejarlo, así que la llevó al trabajo.

Entonces el hijo de Malissa tomó al cachorro y lo llevó a su casa, de allí lo llevaron al veterinario.

Malissa informó lo que sucedió y la policia pronto encontrará al culpable.

“¿Cómo puede alguien hacer algo así con un cachorro? Tienes que tener el corazón frío para hacer algo así ”, dice Malissa.

El cachorro se llamaba Hefty y Malissa decidió quedarse con él. Ahora es miembro de la familia Malissa, donde recibe todo el amor que se merece.

“Amamos a este cachorrito”, cuenta  feliz Malissa. 

La vida es asombrosa e impredecible. Si Malissa no lo hubiera encontrado, Dios sabe lo que podría haberle pasado al cachorro. Todos los “me gusta” en el mundo para este profesora. “

Reply