Las Mamás deben tomar vacaciones SIN los HIJOS por lo menos una vez al año.

Según muchos expertos, tomarte unas vacaciones de mamás hacen más que proporcionar descanso a la madre de la familia; en realidad, proporciona beneficios para toda la familia.

La Dra. Nava Silton, profesora de psicología, dice que “es muy importante que los niños vean el equilibrio que idealmente se necesita lograr en una situación familiar”.

Tambíen, Fabiana Cornejo, médica especialista en Psiquiatría del Instituto Sincronía en Argentina, recomienda buscar espacios para compartir solo en pareja, lejos del caos.

“hacer un viaje a solas es una buena oportunidad para el reencuentro. Y para recordar que además de ser una familia, son una pareja. Y qué mejor recordarlo estando alejados de las obligaciones y de la rutina diaria, disfrutando del romanticismo y de la intimidad sin interrupciones”, indicó.

Mamá recuerda que es muy importante entender que la maternidad es un trabajo de tiempo completo: lavar la ropa, hacer y cumplir con las citas, ser voluntario para las actividades escolares, preparar comidas y más.

Para muchas mamás, la idea de tomarse unas vacaciones lejos de todas estas cosas que son importantes para la vida familiar parece demasiado indulgente para aceptarlas, pero es muy importante entender que es bueno para una mamá tener un descanso legítimo y tomar vacaciones, es idóneo.

Por ello pasar unos días sin preocuparse por si alguien más cenó, está durmiendo, haciendo caca o aprendiendo tanto como debería en la escuela, puede parecer un sueño imposible, pero es excepcionalmente saludable para una madre y su familia.

Las Mamás deberían tomar descansos

Ser madre significa perder el sueño, envejecer más rápido y, a menudo, hacer a un lado tus propias necesidades para tus hijos, pero en algún momento, todas las mamás alcanzan un punto crítico.

Si bien puede que te preocupe que las cosas se desmoronen en tu ausencia si estás planeando ir a otra ciudad, por ejemplo a la playa o a algún pueblo mágico en compañía de otras mamás y es difícil de manejarlo también debido a las limitaciones de tiempo y al presupuesto ajustado, la verdad es que volverás más preparada para enfrentar todo lo que la paternidad te ofrece y hay muchas maneras en que una madre puede tener un descanso en la vida para tomar vacaciones de mamá, no necesariamente yéndote lejos. Mira la siguiente lista para ideas:

1. Regálate una mañana libre cada semana.

El hecho es que una vez que te conviertes en mamá, te despides de los fines de semana, por lo que es importante elegir al menos una mañana durante la semana que es el día para recargar. Encuentra una clase de yoga, ve de compras, arréglate las uñas o lée un libro. Solo pasa un rato recargando tus pilas.

2. Tomar un día libre una vez al mes.

Muchas mamás pasan sus vidas constantemente pensando en “qué tengo que hacer a continuación”, lo que tiende a resultar en que cada día se llenen de tareas y recados. Es importante, entonces, reservar un día completo al menos una vez al mes para ponerse al día con la diversión, el descanso y tú misma.

4. No hacer las tareas domésticas todos los días.

Si bien es obvio que es difícil evitar que la ropa se acumule en las cestas, los platos en el fregadero y los baños sucios, designando días en los que intencionalmente no hagas estas tareas pueden ayudar enormemente a tu salud mental. Haz otras cosas productivas, pero guarde las tareas para días específicos.

5. Tomar el tiempo para programar, planificar y hacer realidad una vacación de mamá.

Relajarse en casa y desarrollar un estilo de vida saludable es muy importante, pero no hay nada como unos días de calma, tranquilidad y relajación alejados del caos y la locura de la vida normal. Reserva dinero, reserve tiempo y trata de tener unas vacaciones de mamá este año.

Las mamás regresan a casa de esas vacaciones especiales refrescadas y bien descansadas, mejores mamás, más pacientes, mejores esposas. Aprendes a apreciar lo que tienes en casa porque obtuviste ese descanso. Tomar tan solo dos días de las calamidades de la vida puede mejorar enormemente la salud mental, física y emocional de una madre. Puedes hacerlo relajadamente así una vez al mes, e irte a un plan vacacional más ambicioso una vez al año. ¡Lo mereces! Dale una oportunidad.

Fuente: La vida Lucida

3 Comments

  1. Roberto Enrique Otero
  2. Rosi Marí Olalde
  3. Sonia Arguedas

Reply