7 formas en las que DESTRUYES a tus hijos cuando decides serle INFIEL a tu pareja

Los niños son una parte de su vida que nunca cambiará, siempre estarán presentes y, independientemente de que sus decisiones sean buenas o malas, las afectarán. Es por eso que debemos ser muy sensibles con cualquier decisión que tomamos cuando tenemos hijos, porque cuando todo está hecho, no hay como volver atrás.

Ellos nos llegan cien por ciento indefensos y con su alma perfecta, permaneciendo en nuestra total y completa misericordia. Cada vez que usted toma una mala decisión, estará dejando un vacío en su corazón, y lo que usted haga, nunca más será lo mismo. Si ha decidido ser infiel a su pareja, también ha decidido destruir la vida de sus hijos.

Estas son las 7 heridas que no cicatrizan:

1 . Usted crea un futuro de Infiel:
Según Ana Nogales, psicóloga clínica, “55% de los hijos de familias en que uno o ambos padres fueron infieles son también infieles en la edad adulta”.
Usted es el gran ejemplo de ellos, y lo que usted hace, en sus pequeñas mentes, se queda.

Enseñar a alguien que la infidelidad es un comportamiento aceptable y un modo de vivir, a través del ejemplo, es como enseñar a un niño de 2 años a abusar de sustancias como el alcohol o las drogas.
A esto debemos añadir que no es lo mismo cometer una infidelidad por error, y nunca cometer más, aprender sobre la infidelidad como las “enseñanzas” de uno de sus padres.

2. Ellos experimentan el peor tipo de traición que un ser humano puede experimentar
Las traiciones que llegan a nuestras vidas a manos de amigos, socios o parientes más distantes, no perjudican nada en comparación con la traición del ser que nos dio la vida. Los niños aprenden a vivir la traición de una manera que no es natural, ya que no hemos sido creados con la capacidad de comprender o digerir la traición de nuestros propios padres.


Para los niños, la traición de uno de los padres en relación al otro se siente y se vive como una traición de toda la familia, sus sueños de crecer con ambos y el mayor miedo e incertidumbre que un ser humano puede sentir surge. Si usted traicionó a su pareja (la madre o el padre de sus hijos), ¿qué le impediría fallarles a sus hijos de nuevo?

3. Comienza a sentir pánico con el abandono
¿Qué hizo tu madre o tu padre para merecer que la dejaras por alguien que ama más ahora? Exactamente, su pareja no hizo nada para merecer una traición, simplemente porque nadie lo merece.
Los niños que son hijos de padres infieles crecen con un sentimiento de inseguridad y desarrollan pánico de abandono. Esto afecta significativamente su futuro; cuando son adultos, les es difícil encontrar compañeros porque tienden a sofocar a todos los que les muestran amor, por miedo a perderlos.

4. Ellos aprenden a desconfiar (de todo y de todos)
De acuerdo con Huffington Post, el 75% de los hijos de padres infieles desarrollan desconfianza de una forma que no se considera normal, es decir, su desconfianza es tal que es casi imposible tener una relación sana y duradera.

5. No creerán en amor
El 80 por ciento de estos niños que alcanzan la edad adulta no creen en el amor, embarcándose en comportamientos destructivos cuando se trata de amor. Ellos creen extremadamente difícil creer que pueden tener una familia y que el amor será la base de esa unión. Un gran porcentaje se involucran en relaciones cortas y casuales, entran en pánico por comprometerse y sabotean todas las relaciones que tienen, por miedo de enamorarse y sufrir.

6. Ellos viven en carne propia la decisión salomónica
Esto sucede en todos los divorcios. Los niños sienten que deben elegir entre uno de los padres. Lo que muchos padres no entienden en su plenitud es que, para los hijos, ambos son extremadamente importantes y, independientemente de lo que haya sucedido, les gustaría elegir ambos.

7. El daño no comienza el día en que el niño se enteró de la traición de sus padres y no termina con la separación de los padres.
“El daño causado a los niños ocurre en el momento en que el padre o la madre decide dejar el matrimonio para involucrarse física o emocionalmente con otra persona. Cuando la infidelidad ocurre, el infiel traiciona a su pareja y su familia, el compromiso como pareja y padre o madre “, explica Azmaira Maker, terapeuta y psicólogo de la familia. “No es sólo un comportamiento, es una dinámica en la relación”, añade.

Si usted tiene una familia, piense 100 veces antes de seguir sus instintos o falta de control para seguir una aventura. Recuerde que usted está comparando una simple aventura con el amor incondicional de aquellos que decidieron que te querían como padre o madre y como acompañante.

Es por eso que, al decidir tener una familia, usted debe estar siempre consciente de cada una de las decisiones tomadas a lo largo del camino.

Reply