Querida suegra, gracias por criar un hombre maravilloso

Dicen que un hombre que trata a una mujer como a una princesa fue educado por una reina. Por lo tanto, no hay duda de que estoy pensando en el hombre maravilloso que mi suegra ha criado para ser mi pareja, la pareja de mi vida y mi cómplice.

Para una mujer, con una suegra amorosa y respetuosa, corresponde a una riqueza inexplicable. La Mía, era como una segunda madre.

Todavía recuerdo sus consejos, sus caricias en mis manos mientras me veía triste y sus esfuerzos por ayudarme a desarrollarme en mi carrera y en la vida en general.

Los hombres reflejan la gran crianza

Su mirada dulce y tranquila, su voz cálida y segura, resuena en mi mente todos los días. Cuando veo a mi esposo a los ojos, veo a esa mujer de temperamento alegre y entusiasta, pero exigente y audaz cuando la situación lo exige.

Tú, mi suegra, has honrado tu presencia en tus hijos, porque ambos son amables, respetuosos y generosos con sus esposas. Tenías muy claro que las madres que entrenan a sus hijos con respeto y amor por las mujeres, dan una gran ventaja a toda la sociedad.

Gracias, porque en ti he encontrado una segunda madre que me ha dado la vida. Gracias por todos tus consejos, sus palabras de aliento y su comprensión de mis impulsos.

Pero sobre todo, gracias por abrir tus brazos y las puertas de tu casa y hacerme sentir como uno de la familia.

Tu hijo es tu gran orgullo

Dicen que para conocer realmente a un hombre, primero debes conocer a su madre. Muchos dicen que tu hijo se parece a ti. Y no tengo dudas. Él es sensible y encantador como tú.

De ti, aprendió a ser afectuoso, a valorar la vida familiar, a confiar en Dios en cada situación difícil de la vida.

Gracias, querida suegra, por criar a un maravilloso hijo. Me llena de orgullo, porque cuando un hombre habla bien de su madre y la honra, sabrá respetar y honrar a todas las mujeres en su vida.

Detrás de un hombre maravilloso, es una madre increíble.
Cuando conoces hombres sensibles, respetuosos, educados y compasivos, quieres conocer a su madre de inmediato. Entonces entiendes todo.

Detrás de un hombre maravilloso hay una madre que ha sido increíble. Por lo tanto, si tienes un hombre maravilloso a tu lado, seguramente tendrá una suegra de oro. A veces es difícil para nosotras verlo al principio, porque nuestro objetivo es no perder la batalla por el hombre que ambas aman. Aunque a veces es difícil ver que, en verdad, no debería ser una pelea.

Pongamos la creencia popular de que la suegra es la mala de la película. ¿Qué hacemos, los suegros, para revertir esa presunción? Como mujeres, debemos estar unidos en el amor, buscando formas de resolver cualquier desigualdad para lograr una coexistencia plena y pacífica.

Claro que Tu suegra puede ser tu amiga

Si no tienes la mejor relación con su suegra, puede ser tu quien des el primer paso hacia una relación más armoniosa. Hable con ella, tenga cuidado y nunca pierda el respeto. Y si hay algo que interfiere entre sí en la relación, hable primero con su esposo.

Las suegras son otras madres, y podemos aprender mucho de ellas. Estarán presentes en todos los momentos felices de su familia y merecen todo nuestro apoyo y respeto.

Agradezco a mi suegra por enseñar a su hijo a tratar a una mujer, porque su atención, cariño, respeto y detalles me hicieron la mujer más feliz del mundo. No me opongo a ese galante caballero que me trata como una dama.

Es un honor tratar con un hombre que sabe mirar a un cuerpo femenino con respeto, porque nos ha permitido alcanzar una increíble comunión en la intimidad.

También estaré eternamente agradecida con mi suegra por haberle dado a su hijo el ejemplo de cómo conducir una excelente relación: comunicación, respeto, paciencia y tolerancia nunca faltar a nuestra familia.

Reply