Las Mamás solteras duermen más y hacen menos quehacer, según un estudio.

La presión por ser una buena esposa reduce el tiempo de descanso y aumenta el dedicado al hogar, las mamás solteras gozan de más tiempo para recreación personal.

Cualquier persona pensaría que una madre que debe cuidar de todos los aspectos de su hogar está saturada de trabajo en casa, sin embargo, un estudio intentó mostrar que, contrariamente a la creencia popular, las madres solteras tienen menos tareas domésticas y duermen más.

Así explico Bella Depaulo, psicóloga experta, quien brindó los detalles de este estudio a Psychology Today y los resultados son muy interesantes.

Contaba con más de 23,000 participantes, las psicólogas Joanna Pepin, Liana Sayer y Lyanne Casper descubrieron en su investigación que las madres solteras trabajaban menos en casa y pasaban más tiempo en actividades divertidas, además de dormir más que las mujeres casadas.

Ellas también observaron que las madres solteras pasaron el mismo tiempo que las madres casadas que se preocupan por sus hijos. Entonces, ¿eso significa que los hombres son el problema? No necesariamente

Este estudio titulado “Estado civil y uso del tiempo de las madres: cuidado de niños, trabajo doméstico, pasatiempos y descanso” se publicó poco antes del Día de la Madre en 2018, pero después de haber sido compartido por el conocido periódico Posten de Washington, los descubrimientos tuvieron más difusión.

Las mamás que participaron en el estudio eran mujeres de 18 a 54 años que vivían con niños menores de 13 años que informaron sus actividades electrónicamente.

Todas las mujeres casadas que participaron estaban casadas con hombres mientras que las solteras variaban entre las que siempre habían sido solteras, eran divorciadas, separadas o vivían en unión libre con un hombre.

Entonces ¿cómo era posible que las madres solteras tuvieran más tiempo para ellas si tenían más trabajo por hacer? según Las psicólogas que realizaron la investigación concluyeron que se debía a la presión de las madres casadas por ser buena esposa y buena mamá.

Encontraron que  en los matrimonios heterosexuales, es la mujer quien le da prioridad a limpiar y cocinar, por encima de sus necesidades como distraerse o dormir. Para las mamás solteras, al no tener una pareja con ellas esa presión desaparecía.

Por otro lado, las casadas estaban comprometidas con un hombre en todos los casos y el uso de su tiempo se comparó con el de madres que nunca contrajeron matrimonio, así como divorciadas y/o separadas.

Las madres que más se distanciaron de los resultados observados en las mamás casadas eran las que siempre habían vivido solas con sus hijos, a ese grupo le seguía el de las madres divorciadas y luego las que vivían con un hombre en unión libre, estas últimas dedicaban más tiempo a actividades de placer.

Se puede destacar que las mamás que vivían con otros adultos en casa pero no esposos, es decir, padres, tíos u otros, pasaban también menos tiempo en las labores del hogar y más en actividades de recreación, pero éstas, pasaban menos tiempo cuidando a los hijos por la ayuda recibida en todo.

Como conclusion final encontramos :

Que el estado marital era importante, pero no el único factor determinante en el resultado. Así que con este estudio podemos despedirnos de varios estereotipos, una mamá soltera tiene más tiempo de dormir y divertirse que una casada, aún si ambas dedican el mismo tiempo a los hijos.

Aquí lo que es agotador es tratar de ser buena esposa, superior a ser buena mamá. Ahora, no por eso asumiremos que las madres solteras la tienen más sencilla ¡para nada! Hay varios factores que pueden provocar estrés cuando se es la fuente principal de economía, amor y orden en la familia.

Lo que sí es que llevan una vida más plena que las madres casadas.

De acuerdo con el estudio, lo más difícil no es ser madre sino esposa.

Con información de Psychology Today

Reply