Nada será igual cuando tus padres ya no estén

No tendrás más remedio que dejar de escuchar a tu niño interno que les reclama

Cuando los padres mueren, nada vuelve a ser lo mismo. Ya no podemos ser más niños, no nos sentimos envueltos en sus abrazos, sus besos y sus palabras de aliento. La vida parece ser más difícil porque su protección ya no está de nuestro lado.

Cuando los padres ya no están con nosotros, somos huérfanos y esto es difícil, no importa la edad que tengas. Incluso si has criado a tu familia, la figura de tus padres está siempre a tu lado, o al menos los tienes presentes.

Nunca estarás preparado para despedirte para siempre

Saber que nunca volverás a verlos o abrazarlos es lo más difícil de enfrentar. No es lo mismo que vivir tu vida y saber que están allí para verlos, ahora ya no puedes disfrutar de su compañía.

Tus padres te dejaron la mayor herencia; Gracias a ellos eres quien eres hoy y desde que te dieron la vida has podido dársela a tus hijos.

Nadie está preparado para enfrentar la muerte de sus padres, incluso si han cumplido 100 años de edad. El tiempo nunca es suficiente para estar al lado de las personas que realmente amamos.

La muerte de los padres es una gran adversidad que nunca se supera completamente, se asume y acepta , pero nunca se supera.

La muerte, si se trata de una causa natural, puede ser más fácil de aceptar incluso si sigue siendo dolorosa, pero cuando la muerte se debe a un accidente, a una enfermedad larga y dolorosa o en un asesinato, la manera de asimilar la muerte es mucho peor.

No solo se van tus padres… Una parte de ti se va con ellos

No solo sava el cuerpo de tus padres, una parte de ti va con ellos. Los mejores recuerdos, tu amor, tu refugio … todo pasa.

Lo bueno y lo malo, lo que te gusta más y lo menos, todo desaparece.

 Se echan tanto de menos que duele en el corazón, un dolor punzante y real.

No se piensa que llegará este día y hacemos nuestras vidas sin pensar que algún día ya no estarán.

Por eso es tan importante disfrutar del tiempo a su lado, siempre que pueda estar con su familia, sentir su amor incondicional, para que sus hijos puedan disfrutar de sus abuelos ydisfruten sus valores y todo su amor.

Si no lo haces, te sentirás culpable y solo harás que te hundas en tu dolor. Si tienes algo pendiente con tus padres lo solucionen, es necesario tener una buena relación y tratar de ser felices siempre con los demás.

Sentimiento de abandono

Es probable que cuando tus padres se vayan para siempre, te sientas un poco abandonado.

Es necesario superar las etapas del dolor para vivir tu vida con tus padres en tu corazón todo el tiempo. Tu cuerpo se apaga, pero tu alma permanece contigo.

Tus padres siempre serán tus padres, pero ahora ya no tienes su protección, apoyo o amor incondicional.

Si has sido lo suficientemente afortunado como para disfrutar a tus padres, tendrás su amor por ti para siempre. Mientras viven, ten en cuenta que no serán para siempre y disfrútalos.

Reply