Los padres posan ante la cámara con sus trillizos recién nacidos, pero fíjate en la cara de los bebés

Aunque estamos en 2017, seguimos viendo cómo, desafortunadamente, están presentes los prejuicios y el racismo.

Muchas personas todavía piensan que las familias tienen que ser de alguna manera una verdadera familia.

Aaron y Rachel Halbert fueron víctimas de estos prejuicios, aunque la pareja merece todo el amor y el respeto por su valiente decisión.

Cuando Aaron y Rachel decidieron adoptar a dos niños afroamericanos, tuvieron que soportar comentarios dañinos y odiosos.

Sin embargo, estos padres adoptivos se mantuvieron firmes. Estaban decididos a ofrecer un hogar a estos niños que de otra forma no hubieran tenido una familia.

No estaban dispuestos a permitir que algo así se interpusiera en su camino.

La historia podría haber terminado allí, para esta nueva pareja y sus dos hijos, sus vidas cambiarían de rumbo después de que la familia recibiera un anuncio sorpresa.

Aaron y Rachel Halbert siempre habían soñado con ser padres, pero Rachel tenía dificultades para quedar embarazada.

Entonces decidieron adoptar dos niños de piél más oscuras, un niño y una niña.

La decisión provocará una tormenta de reacciones.

“Sabíamos que, especialmente en el sur de los Estados Unidos, una pareja blanca con hijos de piel más oscura causaría muchas reacciones.

Y sólo niega con la cabeza”, cuenta Aaron a Washington Post.

Pero Aaron y Rachel estaban muy orgullosos de su pequeña familia.

Cuando la pareja se enteró de la adopción de embriones, decidieron que querían más hijos.

Rachel implantó dos embriones afroamericanos que habían estado congelados durante 15 años.

Querían que sus dos hijos tuvieran hermanos que fueran como ellos.

Después de seis semanas, era hora de visitar al médico en Honduras para ver cómo iba todo con sus pequeños embriones.

Lo que no sabían es que les esperaba una gran sorpresa, uno de los embriones se había dividido en dos.

La pareja, con su conocimiento limitado de español, escuchó con sorpresa cuando el médico les preguntó si estaban seguros de que solo habían implantado dos

Eso significaba que Rachel estaba embarazada pero no de gemelos, ¡sino de trillizos!

El parto fue bien y rápidamente Aaron y Rachel se convirtieron en padres de 5 hijos.

“Es muy reconfortante ver cómo nuestra familia nos apoyó en nuestra decisión de construir nuestra familia inusual.

Estamos viviendo nuestro sueño. Un sueño que puede no ser el de la mayoría de las familias.

“Durante mi embarazo, cuando vi a mi hijo e hija, con su piel oscura y cabello rizado, besé el vientre blanco de mi esposa.

Todas las noches daban las buenas noches a los pequeños que crecieron en su estómago, y ahora realmente pueden decir buenas noches a sus hermanas con sus adorables caritas. “

Cuando veo ahora mi familia, voy incluso más lejos, me atrevo a decir que nuestra foto de familia es pedacito de cielo”.

Reply