Joven pensó que tenía un grano y resultó que se trataba de cáncer de piel

Sin saber que se trataba de cáncer de piel, Gibson Miller pasó un año antes de enterarse que tenia esta enfermedad

Gibson Miller, una niña de 24 años, pensó que el pequeño bulto debajo de su ojo izquierdo era simplemente un grano, pero después de un año le dijeron que era cáncer de piel.

En una entrevista con el periódico Today, la joven recordó:

“Noté un pequeño bulto en mi mejilla, pero al principio no estaba realmente preocupado por eso.

Lo dejé pasar un año, y cuando me di cuenta de que todavía estaba allí, pensé Debería echar un vistazo, teniendo en cuenta que he pasado tantos años jugando al tenis al sol “.

Convencida por un compañera de tenis, Gibson fue a un dermatólogo para verificar el extraño grano:

“Una de mis compañeras de tenis de la universidad era de Arizona, estaba mucho más consciente del daño solar debido al lugar donde estaba creciendo y tenía una situación similar.

También tenía una mancha en la cara, se hizo una biopsia y terminó bien. “

La joven le pidió una biopsia a su dermatólogo, sin embargo este le informó que primero debía realizarse una prueba completa para detectar el cáncer de piel.

“Ni siquiera sabía que este era el protocolo típico. Acababa de llamar y dije que quería una biopsia, porque ni siquiera sabía que los escáneres de cáncer de piel de todo el cuerpo eran una cosa. Nadie habla de ellos “, dice Miller.

Finalmente, se hizo una biopsia y los resultados fueron inminentes; tenía carcinoma basocelular en etapa uno, la forma más común de cáncer de piel. Según lo informado por la Fundación de Cáncer de Piel de los Estados Unidos, se diagnostican al menos 4 millones de casos nuevos cada año.

Tomar el sol y la piel clara son los principales factores de riesgo.

“Estaba en el medio del examen final cuando recibí la llamada de mi dermatólogo que me dijo que era cáncer”, dice Miller.

“Ni siquiera lo procesé emocionalmente en ese momento, todo lo que pensé fue, entonces, ¿cuál es el siguiente paso? “.

Miller se puso en manos de un profesional y le extirparon el cáncer, después de unos meses se sometió a una cirugía reconstructiva donde se reconstruyó el agujero restante de ese sitio maligno, eliminando capa por capa de piel.

El procedimiento aplicado a Miller fue la cirugía de Mohs, que es una forma de tratamiento para el carcinoma de células basales donde el tejido canceroso se elimina capa por capa para eliminar cualquier rasgo maligno.

Miller se está recuperando actualmente y ha querido compartir su historia para crear conciencia entre otras personas:

“Quiero que las personas sepan lo importante que es hacerse una prueba de detección de cáncer de piel. Si no hablamos de cuán real es esto, nadie lo sabrá “

Reply