Un perro leal fallece 15 minutos después de que su dueño perdiera la lucha contra el cáncer

Algunas mascotas llegan a establecer un  lazo tan fuerte con sus dueños que son capaces de detectar cuando estos sufren o están tristes, y así solidarizarse con sus sentimientos.

Este caso es bastante común entre los perros y niños pequeños pero la historia de Nero está demostrando que no hay edad para que estos amiguitos establezcan un fuerte vínculo con sus responsables.

Nero es un bulldog francés que estuvo al lado de su dueño hasta que perdió su lucha contra el cáncer y solo 15 minutos después, la mascota incondicional abandonó repentinamente este mundo.

Stuart Hutchison falleció el 11 de agosto a la edad de 25 años. Este niño luchó contra un tumor cerebral que fue descubierto en 2011 y durante todo este tiempo Nero se había convertido en su fiel compañero.

A pesar de haberse sometido a sesiones de quimioterapia y haber pasado por una cirugía para extirpar el tumor, su cáncer regresó con más fuerza.

La enfermedad se había extendido a la mayor parte de su cerebro, a sus huesos y a su pelvis.

Ante un panorama aterrador, Stuart decidió mudarse con su esposa Danielle a la casa de su madre, Fiona Conaghan, para disfrutar los días a su lado.

El 11 de agosto, las gafas de Daniel se rompieron y su suegro le ofreció ir a su casa a buscar otra pareja de reemplazo retenida por la mujer de 22 año

El padre de Stuart no quería que ella se apartara ni un segundo de su hijo, pues sabía que les quedaba poco tiempo juntos.

Nerón se despidió repentinamente de este mundo, apenas quince minutos después de que su amigo Stuart falleciera en la casa de su madre.

Tenía tres perros, pero él y Nero eran como un hombre y cuando llegó allí se dio cuenta de que el perro se había enfermado y lo llevó al veterinario de emergencia.

Dijeron que algo en su columna vertebral estaba roto, pero su perro había estado totalmente bien antes de eso

Stuart murió alrededor de la 1:15 de la tarde de ese día y Nerón murió unos 15 minutos después.

Además del bulldog francés de dos años, la pareja también tenía otros dos perros:

Nala, de cuatro años, y Amelia, el cachorro de Nala y Nero. Ahora Danielle está doblemente lamentada por la tragedia, pero el extraño la impresiona “por casualidad”.

La historia de Nero y Stuart Hutchison ha conmovido a todos  por su increíble conexión

Por increíble que parezca este fiel compañero, tenía un vínculo tan fuerte con su dueño que parece haberlos unido incluso después de la despedida

Esta historia solo confirma que estos pequeños seres son verdaderos ángeles que nos siguen mientras pasamos por este mundo. Fue Nerón en la vida de Stuart, que siempre le trajo alegría en el dolor.

Reply