Los médicos son testigos de la milagrosa recuperación de una niña con soporte vital después de que sus padres urgen al público a rezar

Cuando tienes hijos, sólo quieres que estén sanos y felices. Lo peor que un padre puede imaginar es perder sus hijos por una terrible enfermedad.

Para la familia Clark, un peligroso accidente casi mata a su hija. Los médicos les dijeron que lo único que podían hacer era rezar.

Una tragedia golpea a la familia Clark
Por desgracia, la familia Clark ya estaba teniendo un año difícil. La familia había perdido un trabajo.

Después de perder la mayor parte de sus ingresos, descubrieron que su casa tenía moho negro. Como no podían permitirse el lujo de repararlo, perdieron casi todas sus posesiones y su casa.

Finalmente, las cosas comenzaron a mejorar para la familia. Comenzaron a construir una casa nueva y pequeña para vivir.

La familia trabajó unida para construir la casa, pero se aseguraron de que los niños supieran los peligros que los rodean.

Los padres se aseguraron de que sus hijos tomaran precauciones de seguridad mientras se concentraban en construir la casa.

.
Los niños sabían lo importantes que eran las medidas de seguridad, por lo que siempre escuchaban a sus padres.

Un día, Jared Clark comenzó a trabajar en el techo de la casa.

Se dio cuenta de que sus hijas estaban jugando detrás de la casa, por lo que les pidió que se quedaran en el jardín mientras trabajaba.

Desafortunadamente, la joven Chloe necesitaba algo del frente de la casa. Cuando bajó al frente de la casa fue justo en el momento equivocado.

Jared perdió el control de los 21 kilos de OSB y cayó al suelo. En la caìda, golpeó a Chloe entre los ojos.

Chloe estaba sangrando por un agujero entre los ojos, pero aún estaba consciente. Lo primero que le dijo a su padre asustado fue que lo sentía.

Ella rompió las reglas, por eso fue su culpa.

Tratando de no llorar, Jared la llevó al hospital.
Chloe vio lo molesta que estaba su padre. La joven se dio cuenta claramente de que Jared sentía que era su culpa.

Ella trató de consolar a su padre antes de que la tomografía computarizada le dijera que estaba lista para encontrarse con Jesús. Pase lo que pase, él quería que su padre supiera que ella estaba lista.

Originalmente, el daño parecía superficial.

Los padres de Chloe se sintieron aliviados cuando la trasladaron a otro hospital. Desafortunadamente, la situación de la niña cambió dramáticamente al día siguiente.


De repente, la niña de diez años parecía sin vida. Los médicos descubrieron rápidamente el problema.

Había desarrollado meningitis bacteriana y estaba en coma. Su cuerpo ya no podía mantenerla viva, por lo que la pusieron en un soporte vital.

Sus padres publicaron en las redes sociales pidiendo a todos que oren por su hija.

Pronto, su mensaje en las redes sociales se volvió viral. Alrededor del mundo, miles de personas estaban orando por Chloe.

Unos días después, la familia anunció que había ocurrido un milagro. Chloe estaba despierta de nuevo.

Poco después, la niña se fue, comiendo y hablando sola. Incluso tocaba la guitarra con su padre.

Los seguidores de Chloe querían ayudar con algo más que oraciones. Debido a que resultó herido, sus facturas médicas totalizaron más de $ 250,000.

Muy pronto, una campaña de la página de GoFundMe ayudó a cubrir algunos de sus costos médicos

Reply