La Tablet de un niño de 11 años se quema en su cama mientras dormía muy cerca de su rostro

El progreso tecnológico nunca termina, las diferentes marcas siempre mejoran con cada innovación los diferentes productos que ofrecen en un mercado tan competitivo.

Sin embargo, siempre hay riesgos que deben considerarse, es muy importante leer las etiquetas de advertencia y evitar situaciones desafortunadas con cualquier dispositivo.

Amy Hewkin, de 33 años, madre de Callum, un niño de 11 años, que tuvo la suerte de no sufrir ninguna consecuencia después de que su tableta se quemó a centímetros de su cara mientras dormía en su cama por la noche.

Cuando Callum despertó creía que su tablet estaba pegada a su cama, jamás imaginó que se había quemado.

Estos padres, de Burntwood, Staffordshire, enfrentaron un estricto control eléctrico por la noche y no tenían idea de que su hijo había llevado la unidad a su habitación después de que se durmieron.

No teníamos idea de que tenía su tableta en la habitación, la había tomado porque quería ver algo mientras estaba en la cama. “

Amy dijo que lo último que alguien espera es despertarse y encontrar a su hijo gravemente herido o sin vida porque una tableta o un teléfono incendiaron su habitación.

“Cuando bajé por la mañana alrededor de las 7:00, pude oler el plástico y el caucho quemado, pero excluí que viniera de casa porque vivimos cerca de algunas fábricas”.

Pero al minuto siguiente Stewart escuchó a su esposa gritando que subiera las escaleras.

De hecho, estos padres nunca pensaron que esto podría pasarles. La puerta del dormitorio evitó que el humo denso activara cualquiera de las alarmas de incendio.

Por lo tanto, no se les advirtió sobre la tableta recalentada hasta que se despertaron. Afortunadamente, el incidente no paso a mayores

Esta experiencia es muy alarmante, por lo que la pareja invita a otros padres a que hagan una revisión antes de que sus hijos vayan a dormir y se aseguren de que no tengan ningún dispositivo en la cama.

Reply