Una niña casi fallece al tragarse una pila que le estaba quemando la garganta

Una niña de 2 años llamada Elsie-Rose tenía muchos problemas estomacales. Los doctores pensaron que se había tragado una moneda y su estómago se había ido, pero en realidad era una batería.

Debe tener mucho cuidado cuando los niños juegan o comen, ya que los objetos no deseados que ponen sus vidas en grave peligro pueden llegar a su boca.

La madre de Elsie-Rose nunca debería haber estado tan enferma.

La pequeña Elsie tenía dolor intestinal y dificultad para comer, lo que eventualmente aumentó su estreñimiento.

Su madre, Kirsty Duffy, de 29 años, había solicitado una cita en el Hospital de Niños Sheffield para especialistas. Pero lo que encontraron los sorprendió.

El día que fueron a la cita, los médicos notaron que Elsie tenía algo extraño en el área del pecho, específicamente en el esófago.

Al principio pensaron que era un centavo, pero luego descubrieron que era mucho peor.

En el hospital, vieron que una batería de litio había quedado atrapada en el esófago. Los cirujanos le dijeron que se despidiera.

Kirsty se incorporó totalmente para ver que perdería a su hija.

Tuvieron que trabajar rápidamente para tratar de causar el menor daño posible al niña.

Kirsty, que no cuenta con el apoyo del padre de la niña, la pasó muy mal.

Reply