La esperanzadora historia de un bebé que despertó del coma y lo primero que hizo fue sonreír

Little Michael es uno de esos bebés guerreros cuya historia nos ha emocionado tanto que queríamos compartirla contigo.

Michael nació con una afección cardíaca que no se diagnosticó hasta tres meses después de sufrir un paro cardíaco que condujo a un coma inducido. Los médicos apenas le dieron esperanza, pero, contra todo pronóstico, días después, el bebé abrió los ojos y le dedicó a su padre una gran sonrisa. A partir de ese momento, comenzó una nueva etapa en su lucha por la vida, y hoy Michael espera una operación cardíaca que le da otra oportunidad.

Nació con un tumor en su corazón

Michael nació el 4 de diciembre de 2018 en Bristol (Inglaterra). Era un bebé sano y precioso, y el tercer hijo de la familia.

Durante sus primeros meses creció feliz y saludable, y nada hizo presagiar lo que iba a suceder.

Y es que el 15 de marzo de 2019, cuando Michael solo tenía tres meses, sufrió una insuficiencia cardíaca mientras dormía.

Cuando su padre se percató de lo que estaba ocurriendo, le realizó las maniobras RCP y consiguió mantenerlo con vida hasta que llegó la ambulancia. Michael había pasado a formar parte del bajo porcentaje de personas que sobrevive a un paro fuera del hospital, pero su pronóstico era desalentador.

En el Hospital de Niños de Bristol, los médicos decidieron inducir el coma y revelaron a su familia debido a la falta de oxígeno, así como un fibroma cardíaco en el tabique de la cámara cardíaca izquierda; un tipo muy raro de tumor cardíaco que requirió cirugía que no pudo realizarse allí.

Aunque los médicos dijeron que sería muy difícil para Michael despertarse de un coma, sus padres no se dieron por vencidos ni se dejaron llevar por los peores pronósticos y decidieron comenzar a buscar un hospital fuera del país donde operara la enfermedad cardíaca del bebé.

Despertó del coma y ahora está a la espera de una cirugía cardíaca

Cinco días después de haberle inducido el coma, los médicos comenzaron a retirarle la sedación, y contra todo pronóstico el bebé despertó con una linda sonrisa para sus padres

Nuevas pruebas de imagen revelaron que finalmente no hubo daño , y los médicos colocaron un marcapasos interno y un desfibrilador mientras esperaban la cirugía, que esperan realizar dentro de los seis meses.

“Finalmente hemos recibido la noticia de que queríamos escuchar durante mucho tiempo.

El Boston Children’s Hospital en los Estados Unidos ha revisado el registro de Mikey y han confirmado que sería un gran candidato para la cirugía. Esperan haberlo hecho”. en cuatro a seis meses, y si tiene éxito, ¡estará prácticamente curado!

“Todavía no puedo creerlo.

Hemos tenido contacto con otros padres que viven de la misma manera que nosotros y cuyos hijos han sido tratados en el Hospital de Boston. Y los resultados que han logrado han sido increíbles”.

Su madre también creó una página oficial de Facebook llamada “El milagro de Michael”, donde anuncia la historia de su bebé y alienta a todos los que pueden colaborar con ellos a través de donaciones, publicidad de su caso o ideas creativas. permítales recaudar el dinero necesario para la intervención.

Y mientras esperan el momento, el pequeño Michael sigue creciendo felizmente rodeado del amor de sus padres y hermanos y ajeno al interés de los medios que despertó su increíble historia.

Hoy tiene diez meses y, aunque su vida corre peligro todos los días, toda la familia mira con esperanza en el Boston Children’s Hospital.

Reply