Bebé que nació sin ojos y su madre lo abandonó fue adoptado. Ya disfrutó la Navidad en su nuevo hogar

Alexander K, de ocho meses, nació sin ojos debido a una versión extrema del síndrome de anoftalmos SOX2.

Hace unos meses, supe que era un bebé huérfano que buscaba una nueva familia.

Solo tres de estos casos han sido reportados y los médicos rusos dicen que a pesar de esta condición, él está “completamente sano”.

Su madre biológica descubrió la condición de su hijo cuando tenía 31 semanas de embarazo y sintió que, en estas circunstancias, no podría cuidarlo.

funcionarios del centro de adopción en Tomsk anunciaron el miércoles que habían encontrado una “cálida y amorosa” familia en Rusia para Sasha -como lo llaman–

A pesar del interés en las noticias, un representante del hogar dijo que no podían revelar más información sobre la familia.

“Obviamente estamos muy felices por Sasha y le deseamos lo mejor a él y a sus padres”, dijo a The Siberian Times.
Svetlana Syrova, la periodista que lanzó la historia de Sasa, dijo que era una “magia navideña especial”

la doctora de Tomsk, Tatiana Rudnikovich, dijo que Sasha “está pasando por todos los controles y pruebas como cualquier otro bebé de su edad.

 Su enfermera pediátrica fue con él a St. Petersburgo, donde se implantaron pequeños orbes para asegurarse de que su rostro no se deformara. Recibirá nuevos implantes cada seis meses a medida que crezca.

Reply