Tiene un bebé por fecundación in vitro y unos años más tarde su vida cambia al conocer al donante

Aminah Hart vivió dos dramas en su vida antes de que pudiera encontrar la felicidad. Su primer hijo, Marlon, fallece a la edad de cuatro meses.

Su segundo hijo, Louis, también fallece cuando tenía poco más de un año.

Siendo los dos hijos de padres diferentes, Aminah se dio cuenta de que tenía una enfermedad genética rara y perder a sus hijos era obviamente difícil. Terminó su matrimonio dos veces.

A los 42 años, soltera y sin hijos, Aminah tomó una decisión muy difícil. Como no quería ver cómo terminaba su vida sin tener una familia, buscó un donante de esperma para quedar embarazada en 2011, sabiendo que entre cuatro de ellos había la posibilidad de transmitir la rara enfermedad a su hijo.

Su deseo de ser madre era más fuerte que cualquier otra cosa y al final, el riesgo valió la pena para esta mujer australiana.

Se puso en contacto con él después que estaría feliz de conocer a sus hijos. La pasión fue instantánea entre ella y su padre biológico.

Hoy, después de todo lo que sucedió, Aminah finalmente está feliz y tiene la familia con la que siempre soñó. ¡Para que luego nos digan que las historias no existen!

Reply