LA BARRIGA DE ESTA MUJER EMBARAZADA NO PARA DE CRECER, DESCUBREN EL VERDADERO MOTIVO Y QUEDAN SORPRENDIDOS

Era su primer embarazo y Lara Capenter-Beck no sabía qué esperar.
Pasaron unas doce semanas de gestación y parecía que llevaba un bebé de nueve meses en el útero.


Ganó más de cuarenta libras, multiplicando cinco veces el tamaño normal. Dos semanas después de dar a luz, su hijo pesaba solo 2.7 libras. El estómago de la madre estaba creciendo demasiado, como si fuera a partirse en dos.

La madre apenas podía dormir debido al tamaño de su barriga.

“Era un problema, porque con una barriga tan grande, no era posible acostarse, mucho menos sobre mi espalda. Duele

La Sra. Carpenter sufre de diabetes tipo 1, no tiene nada que ver con la grasa.

Ella ya había sido diagnosticada y se esperaba que aumentara de peso, pero su tamaño colosal la dejó en estado de shock.


Lo bueno es que solo tomó un año perder peso después de una dieta estricta.

“Me fue difícil pensar en mi aumento de peso, pero quiero expandir la familia nuevamente.

Todo dura mientras mi hijo esté sano.
Después de dos años, tuvo éxito.

Otro bebé comenzó a gestarse y su barriga se volvió gigante nuevamente.

Reply