La inspiradora historia de superación de Lizzie Velásquez, “la mujer más fea del mundo”

Nació con dos enfermedades raras. Uno de ellos, el síndrome de Marfan, es una afección del tejido conectivo y se caracteriza por un aumento inusual en la longitud de las extremidades.


Ahora tiene 26 años, mide 1,5 metros y pesa 27 kilos.
Su segunda condición es la lipodistrofia, que causa una distribución anormal de la grasa corporal.

Como resultado de ambos, Velásquez no puede aumentar de peso, no importa cuánto coma.

El primer día en la guardería, por ejemplo, sus colegas retrocedieron cuando la vieron, por miedo.

Su historial médico incluye cirugía ocular, cirugía del oído, reconstrucción total del pie, pruebas de densidad ósea y numerosas entradas y salidas de hospitales para determinar cuál era la enfermedad.

No fue hasta el año pasado que finalmente fue diagnosticada.

Ahora tiene 26 años, mide 1,5 metros y pesa 27 kilos. Está totalmente ciega en el ojo derecho y con discapacidad visual en el izquierdo.

También a menudo sufre de agotamiento e infecciones, como bronquitis.

Abrió su propio canal de YouTube para decirle a la gente de quién hablaba realmente la persona “La mujer más fea del mundo” y alentar a otros a sentirse cómodos en su propia piel y confiar en sí mismos. ellos mismos.

La iniciativa fue un éxito total y ahora cuenta con 240,000 suscriptores.

El triunfo de Velásquez sobre la adversidad se ha convertido en una inspiración para muchos.
Ahora se ha asociado con Tina Meier, cuya hija Megan se suicidó después de ser intimidada en línea, y juntos están haciendo campaña para que representantes del Congreso de los Estados Unidos voten a favor del primer proyecto de ley federal contra el acoso escolar.

Si se aprueba, todas las escuelas del país tendrían que registrar cada caso. Además, se gastarían fondos federales para combatir este tipo de acoso escolar.

Y ahora todo este trabajo contra el bullying, además de su propia historia, se recogerá en un documental.

La directora de la película, Sara Hirsch Bordo, insiste en que no se trata de la historia de Velásquez, sino que es una historia universal, dirigida a todos los perseguidos.

“Triunfar sobre la adversidad es una historia universal”, explica.

“Y a medida que Lizzie se volvió más abierta y honesta, con sus charlas TED y videos de YouTube, se hizo evidente que la gente tenía hambre de una historia en la que alguien se pusiera de pie y dijera:” No seré una víctima, lo haré cambiar eso.

Reply