La mujer que tuvo mellizos a los 64 años pierde la custodia por su situación de riesgo.

Mauricia Ibáñez es una española de 65 años que ha causado polémica en el mundo con la decisión de ser madre a tan avanzada edad. Se sometió a un proceso de fertilización en Estados Unidos y tuvo gemelos el 14 de febrero.

Finalmente se dio cuenta de su sueño de ser madre por segunda vez. Mauricia comentó que “Este milagro sucedió gracias a la ciencia y la medicina. Tuve a mi hija y ahora la vida me ha dado, por segunda vez, la oportunidad de tener otros dos hijos.

Pero los servicios sociales de su comunidad siguieron su caso y determinaron que el estado de la casa de Mauricia en la ciudad de Palacios de la Sierra en Burgos no es apto para el correcto desarrollo de los bebés. Afirmaron que la casa no cuenta con las condiciones necesarias para el adecuado desarrollo de los niños.

La Junta de Castilla y León asumió la tutela de los niños tras ser alertada con indicadores de desamparo infantil. El caso fue remitido a la fiscalía.

HISTORIA REPETIDA Para Mauricia no es nada nuevo participar en una demanda, pues ya había perdido la custodia de su otra hija. Blanca, una niña de seis años que vive con familiares en Canadá.

Hay informes del trabajo social que cuestionan el estado de salud mental de Mauricia. Además, se supo que se le impidió trabajar porque padecía un trastorno psicológico. Aunque culpa a los servicios sociales como sus perseguidores: “Es una injusticia.

Estoy luchando por esclarecer la verdad. Mis dos hijos me dan fuerza y ​​serenidad para luchar por su hermana ”, comentó. Mauricia presentó informes médicos que prueban su buena salud, pero las autoridades dicen que es una “situación de riesgo” que los niños vivan con ella. El 26 de marzo salió del hospital donde dio a luz a los gemelos.

Firmó un convenio con los servicios sociales donde prometió contar con el apoyo de una persona las 24 horas del día. Los informes concluyeron que Mauricia necesitaba ayuda para limpiar y cuidar a los niños. Días después, concluyeron que existían riesgos para los gemelos después de su trabajo de seguimiento.

Según ha informado un representante de los servicios sociales de Burgos, “La obligación a corto plazo es que los dos niños se queden con una familia de acogida”. Por ello, el jueves pasado, la policía acudió a la residencia de Mauricia para tramitar la solicitud y llevarse a los menores. Juan Carlos Sáiz, abogado de su madre, comentó: “Está devastada y muy traumatizada. Me dijo que si la primera vez fue dolorosa, ahora fue mucho peor ”.

Un caso MUY controvertido … La edad de Mauricia fue uno de los principales factores que causó polémica en la población. Pero también el hecho de que perdió la custodia de su primera hija hizo que su decisión de ser madre volviera a ser cuestionada. Se supo que Mauricia fue inhabilitada para trabajar por sufrir un trastorno paranoico de la personalidad.

Al perder la custodia de su primera hija, argumentaron que la niña “sufrió aislamiento, vestida de manera inapropiada. Y tenía poca higiene y vivía en un lugar que no tenía las condiciones adecuadas de higiene y salud.

En 2009, su hermana acudió a los tribunales para pedir que se declarara a Mauricia “totalmente discapacitada. Para que pudieran quedarse con su pasaporte y prohibirle viajar al extranjero, donde estaba en tratamiento de fertilidad. Pero el juez rechazó la denuncia tras la conclusión de los psicólogos que afirmaron su condición.

“Esto no le impide cuidarse a sí misma o cuidar a un niño. Eso no le impide ejercer funciones maternas ”.

Pese a ello, la Tribuna de Burgos no estuvo de acuerdo y tomó la decisión de llevarse a los niños. ¿Qué piensa usted? Confiamos en usted para garantizar la seguridad, la salud y el bienestar de los niños. ¡Comparte esta noticia con tus amigos¡

Reply