Ingresan a una niña de 13 años por COVID y en el hospital le diagnostican cáncer

Hace tan sólo unas semanas, Ariel Griffith era una niña de 13 años completamente saludable. Sin embargo, su mamá comenzó a notar algunos síntomas como constantes vómitos y temió que su pequeña pudiese tener coronavirus.

Lamentablemente, ese parecía ser el menor de los problemas en su salud.

 

 

Su cara estaba muy hinchada y su madre notó un bulto en el área de sus ganglios linfáticos. Ariel había notado que algo pero no quiso alarmar a ninguno de sus familiares.

“Su padrastro había dado positivo para COVID-19 la semana pasada así que pensé que debía ser eso”, explicó la madre de Ariel.

 

 

De inmediato, la llevaron a un hospital. En efecto, tenía coronavirus pero los médicos querían realizar un par de pruebas más para asegurarse de ese fuese el verdadero motivo del bulto en sus ganglios.

El resultado fue devastador y ha dejado a toda la familia Griffith destrozada. La pequeña Ariel no sólo tenía COVID-19 sino que también estaba sufriendo una alarmante sepsis y tenía leucemia.

 

Los médicos debían actuar cuanto antes para intentar salvar su vida.

“Tiene que vencer el COVID para poder vencer la leucemia. Pero lo hará. Es una chica fuerte”, dijo Lauren Hocin, su madre.

ENLACES PATROCINADOS

 

Desde entonces, Ariel ha permanecido internada en el hospital. Sus pulmones se encontraban demasiado débiles así que comenzó a recibir ayuda de un respirador.

 

Esto no sólo ha significado un enorme peligro en la salud de Ariel sino que también deben lidiar con el apuro económico que significa brindarle toda la atención médica que necesita.

 

“Todavía necesita el ventilador y le han agregado un tubo de alimentación. Vamos poco a poco, pero se trata de un proceso largo. Debemos tener paciencia”, dijo Lauren.

Es por eso que están recaudando dinero a través de GoFudMe y están compartiendo el día a día de la lucha de Ariel con sus seguidores. Se trata de trata de una situación devastadora pero la familia quiere alzar la voz para demostrar lo difícil que es su situación y la de muchos otros padres que no saben con certeza si sus hijos lograrán sobrevivir.

 

 

“Hemos estado muy tristes pero no dejo de agradecer los pequeños milagros. Tenemos mucha fe”, dijo la madre de Ariel.

ENLACES PATROCINADOS

 

Esperamos que la dulce Ariel logre recuperarse muy pronto y volver a casa para seguir disfrutando de una juventud divertida y feliz junto a su familia. Ninguna joven de su edad merece pasar meses y meses luchando por su vida en una habitación de hospital.

Reply